Admisiones Área de padres
Inicio / Haciendo visible el pensamiento

Haciendo visible el pensamiento enero 8, 2019

Queremos compartir una experiencia que vivimos recientemente y que ha marcado de manera positiva en la filosofía pedagógica de Vía Reggio, fue un encuentro con Howard Gardner fundador de Project Zero y creador de la Teoría de las Inteligencias Múltiples.

Project Zero, fue creado en la Universidad de Harvard por reconocidos investigadores (Howard Gardner, David Perkins y Nelson Goodman), en conjunto con un grupo de profesionales del ámbito educativo. Este proyecto conforma una serie de investigaciones relacionadas con los procesos de aprendizaje, la comprensión y la mejora de los procesos
cognitivos de orden superior.

En específico, nos enfocamos en lo que ellos llaman “Hacer visible el pensamiento”.

Los investigadores de Project Zero mencionan que la mayoría de las personas no somos conscientes de la forma en cómo resolvemos un problema o cómo asumimos una posición en un tema específico. Señalan que esto nos muestra que “Hacer visible el pensamiento” es de gran importancia en la educación. El hecho de que los estudiantes externalicen los procesos del pensamiento permite que logren un mayor dominio sobre los mismos.

Cuando hacemos visible el pensamiento no solamente obtenemos una mirada acerca de lo que el estudiante comprende, sino también acerca de cómo lo está haciendo. Conocer sus procesos de pensamiento nos permite tener evidencias de sus ideas, al igual que nos muestra sus concepciones erróneas.

Realizar provocaciones nos permite que el alumno nos de información, para que como docentes planeemos oportunidades que lleven el aprendizaje de los estudiantes al siguiente nivel y les permita seguir involucrados con las ideas que están explorando.

Al lograr interpretar la forma de pensamiento de nuestros estudiantes, podemos utilizar los conocimientos para apoyarlos y mantenerlos involucrados en el proceso de comprensión. De Project Zero, fue creado en la Universidad de Harvard por reconocidos investigadores (Howard Gardner, David Perkins y Nelson Goodman), en conjunto con un grupo de profesionales del ámbito educativo. Este proyecto conforma una serie de investigaciones relacionadas con los procesos de aprendizaje, la comprensión y la mejora de los procesos cognitivos de orden superior. En específico, nos enfocamos en lo que ellos llaman “Hacer visible el pensamiento”.

Los investigadores de Project Zero mencionan que la mayoría de las personas no somos conscientes de la forma en cómo resolvemos un problema o cómo asumimos una posición en un tema específico. Señalan que esto nos muestra que “Hacer visible el pensamiento” es de gran importancia en la educación. El hecho de que los estudiantes externalicen los procesos del pensamiento permite que logren un mayor dominio sobre los mismos.

Cuando hacemos visible el pensamiento no solamente obtenemos una mirada acerca de lo que el estudiante comprende, sino también acerca de cómo lo está haciendo. Conocer sus procesos de pensamiento nos permite tener evidencias de sus ideas, al igual que nos muestra sus concepciones erróneas.

Realizar provocaciones nos permite que el alumno nos de información, para que como docentes planeemos oportunidades que lleven el aprendizaje de los estudiantes al siguiente nivel y les permita seguir involucrados con las ideas que están explorando.

Al lograr interpretar la forma de pensamiento de nuestros estudiantes, podemos utilizar los conocimientos para apoyarlos y mantenerlos involucrados en el proceso de comprensión. De esta manera la visibilidad del pensamiento se convierte en un componente continuo de una enseñanza efectiva.

La falta de atención hacia el pensamiento de los estudiantes lleva a un aprendizaje superficial y a concepciones erróneas arraigadas.
Hacer visible el pensamiento representa un gran desafío, ya que como docentes debemos crear oportunidades para pensar. Los investigadores de Project Zero sostienen que estas oportunidades pueden generarse a través de algunas prácticas tales como:

Cuestionar:

Es importante tener en cuenta que debemos realizar preguntas auténticas y constructivas, para que el docente no necesariamente tenga una respuesta, tales preguntas permiten a los estudiantes ver a los docentes como aprendices y fomentan una comunidad de indagación. Las preguntas deben de llevar a los estudiantes a conectar ideas, hacer interpretaciones, enfocarse a las grandes ideas y en los conceptos centrales, más que en la memorización de conceptos.

Escuchar:

Los investigadores reconocen a las escuelas de Reggio Emilia y el compromiso de sus docentes con la idea de la pedagogía de “La Escucha”, como una de las bases de la relación de aprendizaje que los docentes buscan establecer con sus estudiantes.

Escuchar comunica un sentido de respeto e interés por las contribuciones del aprendiz. Al lograr la comunicación los estudiantes muestran mayor apertura para compartir sus pensamientos.

Documentación:

La visibilidad que ofrece la documentación es la base para la reflexión sobre el propio aprendizaje.

A través de la practica de observar, registrar, interpretar y compartir, mediante la diversidad de medios (foto, video, anotaciones, etc.), y, permitiendo involucrar a docentes y padres de familia se logra la integración de la experiencia, discusiones y reflexiones de los alumnos para profundizar y en los procesos de su aprendizaje.

Project Zero nos ha permitido reflexionar sobre cómo en Vía Reggio se logra hacer visible el pensamiento a nuestros estudiantes a través de estas prácticas para construir y extender sus ideas, y así alcanzar comprensiones más profundas y promover una cultura del pensamiento en nuestra comunidad educativa.

Fernanda Escobosa y Liliana Díaz
Directoras de Centro Educativo Vía Reggio