Admisiones Área de padres
Inicio / Regreso a clases en la nueva normalidad

Regreso a clases en la nueva normalidad agosto 17, 2020

Se aproxima el regreso a clases, alumnos, maestros y padres de familia se preparan para iniciar un nuevo ciclo escolar a distancia.

Sin duda el regreso a clases es un proceso de adaptación y transición importante para el desarrollo emocional de tu hijo, es por eso que te compartimos algunas recomendaciones para acompañar a tu hijo de forma positiva en este proceso y favorecer una óptima integración a esta nueva modalidad.

Establecer rutinas

En estos momentos de incertidumbre y cambios constantes es de suma importancia establecer rutinas que guíen el trabajo en casa y que permitan crear estructura durante las actividades diarias, estas brindan seguridad y fortalecen la confianza de niños niños y adolescentes.

Establece junto a tus hijos rutinas y horario para comer, jugar, leer y descansar, tomando en cuenta los horarios de tu escuela. Tener estos horarios de forma visible es de gran ayuda para tus hijos.

Se flexible

Aunque establecer una rutina y una estructura es de vital importancia para los niños y adolescentes, en estos tiempos tus hijos necesitan cierto nivel de flexibilidad. Si tu hijo parece inquieto y agitado cuando intentas seguir un programa de aprendizaje en línea con él, introduce también opciones activas en su día. Trata de estar en la mayor sintonía posible con sus necesidades.

Ten conversaciones abiertas

Anima a tus hijos a hacer preguntas y expresar sus sentimientos. Recuerda que tu hijo puede tener diferentes reacciones al estrés, así que se paciente y comprensivo. Empieza por invitar a tu hijo a hablar sobre el tema, descubre cuánto ya sabe y sigue su ejemplo. Hazle sentir en un entorno seguro y permite que tu hijo hable libremente. El dibujo, los cuentos y otras actividades pueden ayudar a iniciar un conversación.

Trata de no minimizar o evitar sus preocupaciones. Asegúrate de reconocer sus sentimientos y hazle saber que es natural sentir miedo por estas cosas. Demuestra que estás escuchando, prestándole toda tu atención y asegúrate de que comprenda que puede hablar contigo y con sus maestros cuando lo desee.

Protege a los niños en línea

Las plataformas digitales brindan a niños y adolescentes la oportunidad de seguir aprendiendo, participar en juegos y mantenerse en contacto con sus amigos, pero un mayor acceso en línea conlleva mayores riesgos para la seguridad, protección y privacidad de los niños. Habla sobre Internet con tus hijos para que sepan cómo funciona, de qué deben estar al tanto y cómo se ve el comportamiento apropiado en las plataformas que utilizan.

Establezcan juntos reglas sobre cómo, cuándo y dónde se puede utilizar Internet. Configure controles parentales en sus dispositivos para mitigar los riesgos en línea, especialmente para los niños más pequeños. Identifiquen juntos las herramientas en línea adecuadas y recomendadas por el centro educativo.

No olvides que no es necesario que los niños compartan fotografías de sí mismos u otra información personal para acceder al aprendizaje digital.

El uso seguro y supervisado de juegos en línea, redes sociales y programas de video chat puede brindar grandes oportunidades para que los niños se conecten, aprendan y jueguen con sus amigos, padres y familiares mientras están en casa.

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene dificultades para volver al “modo escolar”?

Explícale los cambios y hablen juntos sobre ellos. Descubre cómo se siente y en qué está pensando, trata de responder sus preguntas y tranquilizarlo de una manera apropiada para su edad. Recuerda, no necesitas saber todas las respuestas, solo hablar las cosas puede ayudar a tu hijo a sentirse más tranquilo. Muestra apoyo y hazle saber que no solo está bien, sino que también es normal sentirse frustrado o ansioso en momentos como este.

Los niños también pueden tener dificultades debido al distanciamiento físico de sus amigos y maestros; podrías alentarlo a pensar en otras formas de vincularse y mantenerse conectados.

Ayuda a tus hijos a mantener sus rutinas y hacer que el aprendizaje sea divertido incorporándolo a las actividades cotidianas como cocinar, leer en familia o jugar.

Crea una red de apoyo

Es importante mantenerse en contacto con otros padres que están pasando por la misma situación para compartir experiencias e intercambiar consejos, una red de apoyo solida te dará tranquilidad y seguridad sobre la situación que estamos viviendo, es bueno saber que alguien más se siente de la misma manera ante ciertas circunstancias.

Recuérdales que los acuerdos de esta nueva normalidad están ahí para ayudar a mantenerlos seguros a ellos y a los demás. Hazles saber que no serán para siempre y que las cosas eventualmente volverán a la normalidad. Recuerda que este es un proceso gradual y que tu hijo puede necesitar algo de tiempo para adaptarse a esta nueva modalidad.